02 marzo, 2008

La Casa Amarilla

Cada vez que alguien quería comprar el último disco de su banda o solista predilecto, o si se quería consegur una buena guitarra, cuerdas para ésta, uñetas, flautas, etc, en Valparaíso no había otra opción (ni queríamos tenerla) que acudir a “La Casa Amarilla" ubicada en plena Avenida Pedro Montt, en una cuadra marcada por la presencia de ésta tienda, frente a la Scuola Italia.
Recuerdo que la primera vez que oí hablar de La Casa Amarilla, fue desde muy pequeño, una vez necesitaba comprar una flauta dulce para el rámo de música en el colegio, y la primero frase que escuche de mis padres fue: “hay que ir a la casa amarilla”, no habia otra solucion, como negarce a esta tienda. Pero esta tienda como mucho de la historia mas intrinseca de Valparaíso se perdió en el tiempo, desde los años en que llegaron las multinacionales, con los malls a viña del mar, con la recesión económica de Valparaíso, la tienda estaba perdiendo su espacio, economicamente ya no era viable mantener una tienda de esa envergadura, por la parte de Instrumentos musicales, es verdad que tampo quiso dar un paso mas allá, como si lo hizo la tienda “Arte y Música”, del buen “Rola” con una cantidad tremendas de Instrumentos y Utencilios para éstos, no solo remitidos a la Guitarra, si no tambien, teclados, bajos, baterias, laúd, charangos, flautas, etc. Lamentablemete La Casa Amarilla fue perdiendo su lugar económico en la región, y hace unos meses entro en una liquidación y se puso el lugar “en venta”, hoy reemplazada por una zapatería económica y popular, que nada tiene de malo, pero con el gustito ese que en ese lugar , ántes, un tiempo atras existía un lugar de tradición en valparaíso, igualado son con lugares de historia como el “J. Cruz” o el “Cinzano”, ese lugar era La Casa Amarilla, donde compre muchos discos de mi colección, larga vida a la tradición, larga vida a “la Casa Amarilla” (por lo menos en la memoria colectiva del puerto)…


Publicado originalmente en Rots.cl

6 comentarios:

Sauce dijo...

Lo mismo me pasó cuando me junté con un compañero a hablar de lo humano y de lo divino en el extinto café Riquet...

Semanas después ya estaba en venta y cerrado el local...

Así también pasó con el Club Valparaíso o los videos Delta...

Muchos recuerdos... buen artículo.

ElKine dijo...

Cierto lo que ambos señalan, los lugares clásicos se han ido perdiendo. Supogo que será parte del progreso, que se yo.

Una pequeña Aclaración: el nombre del colegio es Scuola Italiana ... no Italia

Joe el Misterioso dijo...

Si señor, ahi recuerdo que compraba las cuerdas para mi guitarra, alla por los años 60...

Ahora ya no toco, por falta de tiempo y sobre todo, de guitarra.

Saludos desde Francia..!

Terrible Pollo dijo...

Que recuerdo!! Es una lastima lo de la Casa amarilla... Es cierto que nada es eterno, pero de todas formas estos locales son los que le dan identidad a las ciudades. En todo caso, lo del Riquet es mas grave... Y para que decir lo del Club Valparaiso...demolerlo para construir esa mierda de Ripley... uffff

Vaso de agua dijo...

La puerta del sol tambien desaparecio!

Circo Pobre dijo...

ahi me compre mi primer cd!